25/02/2017 : 108º Aniversario

Un Evangelio andante...


El pasado sábado se celebró la memoria litúrgica del beato cardenal Sancha, que tiene lugar cada 25 de febrero, y por este motivo se celebró una misa solemne para festejarlo en la capilla de San Pedro de la Catedral de Toledo, lugar que alberga sus reliquias. La celebración fue presidida por el nuevo deán, Mons. Juan-Miguel Ferrer Grenesche, con quien concelebró el vicepostulador de la Causa de canonización del Beato, don Carlos-Miguel García Nieto, el delegado episcopal de Cáritas diocesana, don José María Cabrero, y los padres benedictinos de la comunidad de Montserrat en Madrid, José María Ruiz y Ramón Álvarez.

A la celebración asistieron muchos fieles devotos procedentes de diversos puntos de la geografía española, destacando el numeroso grupo de Povedilla (Albacete), que acudió en peregrinación a recibir la reliquia del Beato junto con su retrato, que serán expuestos para la veneración de los fieles en su templo parroquial. Los toledanos también honraron como cada año la memoria del Cardenal con sus flores y su presencia, así como una representación de algunas comunidades religiosas vinculadas a él, como las Hermanas de la Caridad del Cardenal Sancha, las Siervas de María, las Damas Catequistas y las Religiosas de María Inmaculada. Asimismo, se unieron desde la distancia con sus celebraciones litúrgicas la comunidad trapense de Alloz (Navarra) y las Siervas de María de la Casa Madre de Chamberí (Madrid).

Don Juan-Miguel Ferrer comenzó destacando en su homilía el amor que el Cardenal tenía a los pobres, la caridad vivida de manera radical. Igualmente su preocupación constante por la unidad de la Iglesia, dejando a un lado las divisiones propias de los hombres, que nacen de nuestros pecados, de nuestros egoísmos, y que llevan a las banderías. El beato Ciriaco María no se quedó solo en el panorama de nuestra Patria: como hombre de Iglesia miraba siempre al ancho y dilatado horizonte de la Iglesia universal, destacando además en él una adhesión sincera y filial a los papas que jalonaron su vida.

El cardenal Sancha fue un Evangelio andante: lo había asimilado de tal manera, que le salía espontáneamente en sus relaciones con las personas, en sus opciones pastorales, en sus decisiones de gobierno, en su manera de afrontar y abordar los problemas, las alegrías y las penas de la vida… salía el Evangelio, se veía la realización concreta del Evangelio. Afrontó momentos y dificultades enormes en la vida de la Iglesia española, y lo hizo con sencillez y valentía; su fuerza, su audacia, no nacía de la presunción humana, nacía de un corazón contrito y humillado que se dejaba llenar cada día del sabor y de la fuerza del Evangelio, y eso le daba un valor al que no podía hacer frente ninguno de sus adversarios.  

Toledo, 25 de febrero de 2017 - 12:30 - Capilla de San Pedro (Catedral de Toledo)
Al término de la celebración, el vicepostulador de la Causa informó de la marcha del proceso de canonización, de cómo dos días antes, el jueves 23, se entregó en la Congregación para las Causas de los Santos el Summarium testium, conformado por los documentos concernientes a la curación acaecida tras implorar la intercesión del beato cardenal Sancha. Dichos documentos tendrán que ser estudiados por la comisión médica y teológica de la Congregación vaticana. Si el veredicto de dichas comisiones fuera favorable al reconocimiento de la curación como milagrosa, la canonización del cardenal Sancha tan sólo aguardaría la elección de fecha por parte del Santo Padre. 

18/10/2016 : VII Aniversario Beatificación

Un arzobispo de calle...


Un año más, hemos celebrado en Toledo el aniversario de la beatificación del cardenal Sancha. En la mañana y la tarde de ayer se celebró la Eucaristía en la capilla de san Pedro de la catedral de Toledo, en cuyo altar se encuentran desde el 18 de octubre de 2009 sus reliquias. 

La celebración matutina fue presidida por don Juan Sánchez Rodríguez, deán de la Catedral, quien mostró su admiración hacia una vocación que surgió en un ambiente muy humilde y llegó a la cumbre más alta de la jerarquía eclesiástica española sin dejar esa sencillez que tanto caracterizó al beato Ciriaco María. 

La Eucaristía de la tarde fue presidida por don Enrique Carrillo Morales, quien definió al Beato como un arzobispo de calle, por el apostolado tan a mano de sus diocesanos que desplegó en aquellas diócesis que pastoreó, resaltando su respuesta a la misión que Dios le confió, y que comparó con las palabras del profeta Jeremías: "Antes de formarte en el vientre, te escogí; antes de que salieras del seno materno, te consagré... yo pongo mis palabras en tu boca". 

Reliquias del Beato en la capilla de san Pedro (Catedral del Toledo)

En ambas celebraciones intervino don Carlos Miguel García Nieto, vicepostulador de la causa de canonización del Beato, el cual informó de la marcha del proceso y del nuevo impulso que el mismo experimenta con el nombramiento de un nuevo postulador en Roma, don José Jaime Brosel. 

A las celebraciones asistieron las Hermanas de la Caridad del Cardenal Sancha, las Siervas de María, las Religiosas de María Inmaculada y sus fieles devotos procedentes de diversas diócesis de España, que han querido unirse una vez más a esta celebración para dar gracias a Dios por su beatificación, así como pedir la gracia de su pronta canonización.

18 octubre 2016 : VII Aniversario Beatificación



El próximo MARTES 18 DE OCTUBRE

a las  10:30  de la mañana

a las  17:30  de la tarde

en el  VII ANIVERSARIO de su BEATIFICACIÓN,

se celebrará la  SANTA MISA  en acción de gracias 

en la  CAPILLA DE SAN PEDRO  de la  Catedral de Toledo. 

Al concluir la celebración, se venerarán sus reliquias.

Nueva publicación: "La reforma del Primado"

Como novedad se ha presentado recientemente la nueva publicación del biógrafo y vicepostulador de la causa de canonización del beato Ciriaco María Sancha, don Carlos Miguel García Nieto, catedrático de Historia de la Iglesia en el Instituto Superior de Estudios Teológicos San Ildefonso de Toledo, que lleva por título "La reforma del Primado".  

En ella se aborda el papel del cardenal Sancha como Primado. Por tanto, su ministerio episcopal especialmente en Toledo, si bien con una enorme resonancia nacional e internacional. Un momento histórico especialmente delicado para España, conocido como el “desastre del 98”, bisagra entre los siglos XIX y XX. 

El cardenal Sancha aparece retratado como el hombre que, desde la Iglesia, ofreció a la sociedad española el testimonio sereno y elocuente de una regeneración nacional que se reclamaba desde distintos ámbitos. Y lo hizo desde la sencillez, sirviendo a los demás desde un vida evangélica transparente. 

Los lectores que deseen adquirirlo podrán hacerlo a través de la Librería Pastoral Diocesana de Toledo a un precio de 5 €.

25/02/2016 : 107º Aniversario

En el contexto del Año de la Misericordia, el beato Sancha encarnó en sí los valores de misericordia y compasión: Padre los pobres, vivió pobre, murió paupérrimo. Con motivo de la memoria litúrgica del cardenal Sancha, que tiene lugar cada 25 de febrero, se celebraron dos misas solemnes para festejarlo en la capilla de San Pedro de la Catedral Primada de Toledo. 

La celebración matutina fue presidida en esta ocasión por el monje benedictino don José María Ruiz, con quien concelebró el deán don Juan Sánchez Rodríguez y algunos sacerdotes vinculados a la Causa como don Clemente Felipe Alcón, el sacerdote operario don Esteban Merchán y el vicepostulador. En la celebración vespertina presidió el biógrafo del Beato y vicepostulador de la Causa, don Carlos Miguel García Nieto, con quien concelebró don Tomás Ruiz Novés, canónigo de la Catedral. 

 A ambas celebraciones asistieron cientos de fieles devotos procedentes de diversos puntos de la geografía española, destacando el numeroso grupo de toledanos que acudió de toda la ciudad a honrar la memoria y continuar esta tradición centenaria toledana. Igualmente, acudieron una representación de algunas comunidades religiosas vinculadas a él, como las Hermanas de la Caridad del Cardenal Sancha, fundadas por él, las Siervas de María y las Damas Catequistas. 

Toledo, 25 de febrero de 2016 - 18:30 - Capilla de San Pedro (Catedral de Toledo)
El vicepostulador de la Causa informó de la marcha del proceso de canonización. Ya están en Roma todos los documentos concernientes a la curación acaecida tras implorar la intercesión del Beato Sancha. Dichos documentos están a disposición de la comisión médica y teológica de la Congregación vaticana para las Causas de los Santos. Si el veredicto de dichas comisiones es favorable al reconocimiento de la curación como milagrosa, la canonización del cardenal Sancha en Roma tan sólo aguardaría la elección de fecha por parte del Santo Padre. 

También se ha presentado el mueble-expositor que, patrocinado por el Excelentísimo Cabildo Primado, se ha ubicado al pie de las escaleras de la capilla de San Pedro. En dicho mueble se han colocado dípticos con la oración del Beato y su semblanza biográfica en seis idiomas. Asimismo hay dos huchas: una para depositar donativos para la causa de canonización (muy necesarios ante los esfuerzos que se están realizando para dar a conocer la figura del Beato y previendo los gastos que puede acarrear una pronta canonización); la otra hucha para introducir las intenciones que se desean presentar al Beato, a fin de que interceda por necesidades particulares. A los pies de dicho expositor se ha dispuesto un espacio para dejar las flores que las personas devotas desean se pongan en el altar del Beato. Flores que durante un siglo los fieles toledanos han ido dejando en la tumba del Cardenal, y cuya costumbre no se quiere perder. 

Por último, don Carlos Miguel informó de un artículo recientemente publicado, La reforma del Primado, que se puede adquirir en la Librería Pastoral de Toledo. En dicho artículo se aborda el papel del cardenal Sancha como Primado. Por tanto, su ministerio episcopal especialmente en Toledo, si bien con una enorme resonancia nacional e internacional. Un momento histórico especialmente delicado para España, conocido como el “desastre del 98”, bisagra entre los siglos XIX y XX. El cardenal Sancha aparece retratado como el hombre que, desde la Iglesia, ofreció a la sociedad española el testimonio sereno y elocuente de una regeneración nacional que se reclamaba desde distintos ámbitos. Y lo hizo desde la sencillez, sirviendo a los demás desde una vida evangélica transparente.

Pastor de la Misericordia

(Publicado en el Semanario Diocesano del Arzobispado de Toledo "Padre Nuestro" nº1392 de 21/02/2016)

18/10/2015 : VI Aniversario Beatificación

Cientos de fieles se dieron cita en el Templo Primado para recordar el sexto aniversario de la beatificación del cardenal Sancha, acontecida el 18 de octubre de 2009. La misa de las 12,15, que también celebraba el DOMUND, fue presidida por el señor deán, don Juan Sánchez Rodríguez, y contó con la presencia de tres concelebrantes más: don Carlos Miguel García Nieto, vicepostulador de la causa del Beato, don José Francisco Hernández Medina, E.P. y don Carlos Tonelli, E.P. Asimismo solemnizó el acto la coral San Jorge Mártir de Paiporta (Valencia), bajo la dirección de doña Encarna Romero de Ferrando, con un repertorio de música litúrgica clásica y teresiana.

Toledo, 18 de octubre de 2015 - 12:15 - Capilla Mayor (Catedral de Toledo)
Monseñor Sánchez Rodríguez, al inicio de la Eucaristía, hizo notar la coincidencia de que en ese mismo momento cuatro bienaventurados fueran canonizados en Roma por el papa Francisco: una religiosa española, un matrimonio francés y un párroco italiano. Igualmente destacó la celebración del DOMUND y el recuerdo agradecido a cuanto ocurrió hace seis años en la Catedral Primada con la beatificación del cardenal Sancha.

La homilía corrió a cargo de don Carlos Miguel García Nieto, el cual, al hilo del Evangelio del día, destacó la vida de los misioneros como un ocupar el último lugar para servir a los más débiles y desfavorecidos, convirtiéndose en misioneros de la misericordia. En este mismo sentido recordó las emociones que suscitó la beatificación del cardenal Sancha hace seis años. Se trataba del primer arzobispo toledano que subía a los altares desde la época visigoda. En aquel acto se leyeron las Letras Apostólicas que el papa Benedicto XVI envió, definiendo al nuevo beato como “diligente e infatigable testigo de Cristo, padre de los pobres y servidor de la unidad de la Iglesia”. Su humildad, su sencillez y su amor a los más desfavorecidos quedó reconocido en el bronce de su lápida sepulcral: “Hecho todo a todos con ardiente celo de caridad. Vivió pobre, murió paupérrimo”.

Al finalizar la Eucaristía, todos los asistentes se dirigieron procesionalmente a la capilla de San Pedro, donde se cantó la Salve Regina y se veneró la reliquia del beato Ciriaco María Sancha. El vicepostulador cerró el acto transmitiendo previsiones muy esperanzadoras sobre la marcha del proceso de canonización.
 
A este acto asistieron las Hermanas de la Caridad del cardenal Sancha, Damas Catequistas, Hijas de la Caridad, Heraldos del Evangelio, seminaristas de Toledo y Valencia, familiares del beato de Quintana del Pidio (Burgos), el presidente de la Junta Pro Corpus de Toledo, don Francisco Villacampa, el presidente de la Junta de Hermandades, Cofradías y Capítulos de Semana Santa de Toledo, don Antonio Torres Márquez y numerosos fieles devotos procedentes de Cuba, Costa Rica, Argentina, Getafe, Madrid, Paiporta, Valencia, Burgos y Toledo. 
 
Coral San Jorge Mártir de Paiporta (Valencia) en un momento de la celebración.
Un canto polifónico a la Virgen de los Desamparados (Mare de Déu) a cargo de la Coral San Jorge dio fin a la celebración, como emotivo homenaje a quien fue también arzobispo de Valencia antes de ser nombrado arzobispo de Toledo.

Obispo de santa Teresa

Monseñor Sancha (1889)
La toma de posesión de don Ciriaco María de la diócesis de Ávila, el 29 de junio de 1882, coincidió con la celebración del tercer centenario de la muerte de santa Teresa de Jesús, hija predilecta de la ciudad castellana. Su primera Carta pastoral la dedicaba a un tema del que, en palabras del nuevo obispo de Santa Teresa –así se denominaba a los prelados que ocupaban la sede abulense–, la «mística Doctora, ornamento precioso del catolicismo y estrella de primera magnitud que brilla en el firmamento de los justos», era maestra y guía: la oración. Dicha Carta, a la par que documento programático para el porvenir, pretendía también hacer balance de lo acontecido desde su entrada en la diócesis de san Segundo. 
    
Dos semanas después de su toma de posesión, el día de la Virgen del Carmen, don Ciriaco María dirigía una circular a sus diocesanos para que se dispusieran a recibir los frutos del Centenario. Coincidiendo con la conclusión de las labores del verano, partirían peregrinaciones desde todos los puntos de la Diócesis para visitar los lugares teresianos y venerar sus reliquias. Las peregrinaciones se organizarían en los arciprestazgos, previo acuerdo entre los sacerdotes y sus arciprestes. Importante era mantener el espíritu de conversión: guardar moderación en palabras y acciones, cantar por intervalos las divinas alabanzas, rezar el rosario, entonar algunas letrillas de santa Teresa... Al llegar a la ciudad, aparte de confesar y comulgar, tendrían que pedir a Dios por la exaltación de la fe católica, la conversión de los pecadores, la salud del papa, y la paz y prosperidad de España. 

El prelado tomó un gran empeño en los actos conmemorativos del Centenario. El boletín eclesiástico de Ávila es un fiel reflejo de cuantas peregrinaciones y actos diocesanos se verificaron a lo largo de ese año. La segunda quincena de septiembre estuvo repleta de peregrinaciones que acudían a la ciudad desde todos los puntos de la Diócesis. El obispo presidió todas las celebraciones. Fue precisamente el exceso de actividad lo que le hizo enfermar, viéndose obligado a abandonar por unos días la ciudad para reponer sus fuerzas. 
       
A punto de finalizar el mes de octubre, don Ciriaco María expresaba al nuncio su satisfacción por los frutos del Centenario: desde que se iniciaron las peregrinaciones hasta ese momento habían confesado y comulgado veinte mil personas. Y como agradecimiento a los favores espirituales concedidos por el papa, propuso la apertura de una colecta destinada a socorrer al pontífice, «que no cuenta con más medios de subsistencia que los que le proporciona la caridad de sus hijos». 

Había que acrecentar y dar continuidad a los frutos del Centenario. No bastaba con la meritoria devoción que su pueblo sentía hacia santa Teresa. Había que tomarla por modelo e imitarla en sus virtudes, emplear los medios de los que ella se sirvió para ser fiel a Dios y amar el bien. «Su ejercicio preferente y su alimento continuo era la oración; y en ese santo ejercicio hallaba el secreto de comunicarse con su Dios, de vencer las resistencias que las criaturas le ponían para seguirle, de proporcionar a su alma una paz envidiable que no podía dársela el mundo; de conservar en ella su candorosa inocencia y de emprender obras heroicas en bien de la Iglesia y de la religión». De ahí que el obispo de santa Teresa dedicara su primera Carta pastoral a la oración. Y lo hizo como era frecuente en él: con un arsenal de erudición, con un estilo accesible a todos, con amplitud y profundidad, intercalando citas bíblicas con otras de los Santos Padres y autores místicos.
La Carta iba dirigida a todos: sacerdotes, gobernantes, religiosas, esposos... A los primeros les instaba a perseverar en la oración «porque ella será vuestro consuelo y vuestro apoyo cuando os veáis odiados y perseguidos por el mundo, vuestro enemigo y enemigo también de Jesucristo». Encarecía a sus diocesanos a no dejar de orar, «porque así como os sería imposible el andar sin tener pies y el vivir sin tener aire para la respiración, así también sin la plegaria os será imposible andar en la observancia de los preceptos de Dios y de nuestra Madre la Iglesia, vencer las graves y continuas tentaciones que hay en el mundo, evitar el pecado y conservaros en la gracia y amistad de Dios». 

"Los Cuatro Postes" (Ávila)
Su entusiasmo por la mística abulense tuvo una continuidad años más tarde en una curiosa iniciativa: erigir ermitas en los lugares significativos donde la santa hubiera protagonizado algún hecho singular –por ejemplo, en los Cuatro Postes–. Don Ciriaco María también velaba por los intereses de Ávila, queriendo atraer con esta idea algo más de vida a la ciudad amurallada. Recién clausurado el V Centenario del nacimiento de la Santa, nos viene muy bien recapacitar acerca de los frutos de este singular evento; y, siguiendo los consejos del beato cardenal Sancha –obispo de santa Teresa–, tomar a la mística abulense como maestra y guía de oración, llave imprescindible para una vida de santidad. 

D. Carlos Miguel García Nieto


Vicepostulador de la Causa de canonización del cardenal Sancha
y catedrático de Historia de la Iglesia en el I.T. San Ildefonso de Toledo


18 octubre 2015 : VI Aniversario Beatificación



El próximo  DOMINGO  18  DE  OCTUBRE  a  las 12:15 

en el  VI ANIVERSARIO de su BEATIFICACIÓN,  

se celebrará la  SANTA MISA  en acción de gracias 

en la  CAPILLA MAYOR  de la  Catedral de Toledo. 

Al concluir la celebración, los sacerdotes concelebrantes y todos los fieles marcharán procesionalmente hacia la capilla de San Pedro, donde se veneran sus reliquias.  

Allí se rezará la oración propia del Beato y se entonará un canto de gratitud al Señor por el regalo que su beatificación supone para la Iglesia española y universal.
 

* La celebración será retransmitida por el Canal Diocesano de Televisión, por lo que los devotos que no puedan acudir podrán seguirnos en directo a través del canal en sus televisores o por la web :   



y por la emisora diocesana Radio Santa María de Toledo, por lo que también podrán seguirlo a través de sus frecuencias o en su web :

http://rtvd.org/Player/radio/index.html 

Siervo bueno y fiel...

D. Rogelio
"Siervo bueno y fiel, entra en el gozo de tu Señor" (Mt. 25, 14-30)
   
   Amanecíamos esta mañana en Toledo con la noticia del fallecimiento de don Rogelio Ramos Ramírez, quien durante tantos años ha sido el vicepostulador de la causa de canonización del cardenal Sancha y ejerció últimamente su ministerio sacerdotal como capellán de las religiosas agustinas "gaitanas" de Toledo.
   Un sacerdote bueno y fiel, que luchó y trabajó tanto por ver al cardenal Sancha en los altares. El Señor premie todo su esfuerzo y entrega ministerial recompensándole con un buen sitio junto a nuestro ya Beato en el Cielo.
   Oramos por su eterno descanso y transmitimos desde esta página a sus familiares nuestras más sinceras condolencias. Desde el Cielo nos ayudará más en esta causa "tan suya" a los que quedamos trabajando aquí en la Tierra. Descanse en la Paz del Señor.
  
(La misa exequial y posterior entierro se celebrará este domingo 30 de agosto a las 17:30 h. en la capilla de la Casa Sacerdotal de Toledo)

"Su nombre será siempre recordado"

Gélida mañana invernal, amanecer triste en Toledo, es jueves, 25 de febrero de 1909. Desde las 6 de la mañana están doblando a intervalos las campanas de la catedral y de las iglesias parroquiales. A las 2:30 el corazón del “padre de los pobres” dejó de latir en la ciudad para comenzar a latir para siempre en la eternidad…

Plaza del Ayuntamiento, Toledo. Vista del Palacio Arzobispal (dcha.) / Fotografía de C. Alguacil





Así recogía el sentir de la sociedad de la época el diario ABC :

“De cómo el cardenal Sancha ha cumplido en todas partes los importantísimos deberes de su alto ministerio no es necesario hablar; lo pregonan sus pastorales, sus publicaciones, y sobre todo, el respeto, la consideración y el cariño que ha logrado alcanzar de todos sus diocesanos, el alto prestigio de que gozaba y la simpática popularidad de que era objeto.”

Vista de sesión en el Senado de España
También en Madrid, el Senado de España, en la sesión del día siguiente a su fallecimiento, recoge las intervenciones de algunos de sus más ilustres miembros, quienes no ahorran palabras para enaltecer su persona y reconocer su trascendencia para España, especificando que “por unanimidad se hace constar en acta el sentimiento de la Cámara”:   

“Su nombre será siempre recordado en los anales de la Iglesia y en la Historia de la patria como ejemplar modelo de prelados eminentes y espejo de hombres virtuosos. Seguramente habrá ya recibido en la eternidad el premio condigno a su celoso apostolado y a los excelsos beneficios que derramó a su paso por la tierra...”

25/02/2015 : 106º Aniversario

Toledo, 25 de febrero de 2015 - 11:00 - Capilla de San Pedro (Catedral de Toledo)

El beato Sancha en un proyecto de Cáritas Toledo

Los devotos del Beato nos sentimos profundamente agradecidos a Cáritas Diocesana de Toledo por este bello detalle al elegir el nombre de una persona tan entrañable para los toledanos como el cardenal Sancha -precisamente al ser un auténtico modelo de vida por su entrega hasta el extremo hacia los más desfavorecidos y que le otorgó el sobrenombre de “padre de los pobres”- para el nuevo centro que esta institución diocesana ha creado para llevar a cabo la primera fase del Programa de Reutilización de ropa usada. 

Fachada del Centro "Beato Cardenal Sancha" de Toledo  (C/Río Júcar, 4)
Con la denominación “Centro Beato Cardenal Sancha” desde la institución se ha querido honrar al "padre de los pobres" en el quinto aniversario de su beatificación. Sin duda él bendecirá abundantemente desde el Cielo esta obra e intercederá por todos los que colaborarán en ella, así como por aquellas personas que se beneficiarán de este proyecto tan necesario e innovador con el que la Iglesia, una vez más, da respuesta a las necesidades actuales de la sociedad a la que sirve sin desfallecer, como también hizo el Beato Sancha durante toda su vida mediante la creación de instituciones y la promoción de iniciativas con el mismo fin. 

Desde la vicepostulación de la Causa de Canonización del Beato se ha remitido una carta de agradecimiento a la institución ante la relevancia de este acontecimiento -al ser el primer centro de España que lleva su nombre- y por lo que supone como reconocimiento a la labor infatigable del cardenal Sancha en este ámbito. 

Carta enviada desde la vicepostulación a Cáritas diocesana de Toledo (18/10/2014)
 
La iniciativa de Cáritas gestiona la recogida, transporte y almacenamiento de ropa en una nave del Polígono industrial, junto al barrio de Santa María de Benquerencia en Toledo y en otro almacén de la calle Corredera del Cristo en Talavera, centro este último gestionado íntegramente por Cáritas Interparroquial para la comarca talaverana. El pasado 17 de octubre se instalaron 21 contenedores rojos con los cuatro corazones del anagrama de Cáritas en 17 parroquias y una estación de servicio Repsol en Toledo y en 3 parroquias del área talaverana para depositar ropa usada. 

Contenedor para la recogida de ropa usada
Los contenedores instalados y por instalar, no son puntos exclusivos de recogida de ropa, si bien facilitan el depósito y permiten un mayor volumen que el ofrecido por los clásicos roperos de las Cáritas parroquiales que, no obstante, seguirán prestando su servicio de acopio en la diócesis con una capacidad más reducida. 

El textil obtenido y almacenado por este programa se selecciona para su reparto, por un lado en función de la demanda complementaria de los roperos parroquiales y por otro el esperado excedente mayoritario de ropa se venderá al programa comercializador de Cáritas Albacete en tiendas "fuera de serie". Los recursos obtenidos, una vez descontados gastos del programa, se destinan a la compra de alimentos para los servicios de acogida de las Cáritas parroquiales. 

El programa se financia con fondos propios de Cáritas diocesana de Toledo, a excepción de los primeros 23 contenedores cuyo coste de 13.860 € ha sido sufragado por la Obra Social de La Caixa. Los gastos correspondientes a la puesta en marcha del programa en Toledo ascienden hasta ahora, aproximadamente a 29.000 €. No se cuantifica inicialmente la aportación del voluntariado que Cáritas calcula en torno al 90 % del presupuesto final. 

Este programa garantiza el fin social de la recogida y reutilización de ropa usada y contribuye a la sostenibilidad del medio ambiente al cumplir sus requisitos básicos: 
  • Reducir: Porque se promueve al tiempo un menor consumo de ropa llamando la atención sobre la necesidad de cuidar los hábitos de consumo. 
  • Reutilizar: Porque se estimula la reutilización de ropa en segunda mano. 
  • Reciclar: Porque se destina a reciclaje aquella ropa que finalmente se considera residuo. 
Rueda de prensa en la presentación del nuevo centro
El fin a medio plazo es avanzar en la construcción de un modelo de gestión de calidad compartido con otras Cáritas diocesanas al máximo nivel (recogida, selección, comercialización, inserción social) que consiga la obtención de beneficios en clave de sostenibilidad social, ambiental y económica. A más largo plazo, la meta es contribuir a generar una estructura de ámbito nacional que ayude a dar respuesta a las necesidades comunes de las entidades y realidades locales. 

El nuevo programa de Cáritas diocesana de Toledo se ampliará y extenderá en el tiempo por nuevas parroquias e instituciones privadas que así lo deseen, por todo el territorio de la archidiócesis de Toledo. Cáritas optimiza así el valor de la ropa usada como ha venido haciendo en los roperos parroquiales, en su histórica respuesta a las necesidades de vivir dignamente. 

Cáritas pide la colaboración de todos con esta iniciativa transparente de reutilización de ropa usada que, como todas las actuaciones de la institución sociocaritativa de la Iglesia, garantiza su finalidad expresa en favor de los más necesitados frente a frecuentes referencias privadas, de apariencia solidaria, más dudosas. 

Mapa de contenedores de recogida de ropa usada instalados en Toledo:


18/10/2014 : V Aniversario Beatificación

Toledo ha celebrado como cada año el aniversario de la beatificación del cardenal Sancha. En esta ocasión la celebración eucarística ha sido presidida por el vicepostulador de la Causa de canonización del beato, el sacerdote diocesano don Carlos Miguel García Nieto, con quien han concelebrado don Francisco José Rodríguez González, párroco de Las Ventas de Retamosa, el padre José María Ruiz, prior del monasterio benedictino de Montserrat en Madrid, don Francisco Javier Salazar Sanchís, fiscal general del Arzobispado de Toledo y don Pedro Francisco Rodríguez Ramos, director espiritual del Seminario Menor de Toledo, junto a un grupo de seminaristas del Seminario Menor "Santo Tomás de Villanueva" que asistieron al Altar.

Acudieron sus fieles devotos, procedentes tanto de Toledo como de otras ciudades españolas, destacando la presencia de familiares del beato procedentes de Quintana del Pidio, su pueblo natal. También contamos con la presencia de una representación de algunas comunidades religiosas vinculadas al beato como las Hermanas de la Caridad del Cardenal Sancha, las Damas Catequistas y las Siervas de María; las hermanas de la comunidad trapense se unieron espiritualmente a la celebración como en ocasiones anteriores, y fueron recordadas especialmente en este año en que celebran el centenario de su traslado desde su monasterio fundacional de Tiñosillos (Ávila) al actual en Alloz (Navarra).


Toledo, 18 de octubre de 2014 - 11:00 - Capilla de San Pedro (Catedral de Toledo)
Don Carlos Miguel comenzó la homilía reconociendo que “todos conformamos una gran familia en torno a sus reliquias, en torno al Beato cuya protección tanto sentimos y de ella nos beneficiamos”.  

Continuó diciendo que "el cardenal Sancha ha sido considerado como el gran cardenal de la España contemporánea" y confesó el agradecimiento que sentimos hacia el Señor "por suscitar hombres de esta categoría en su Iglesia, para su bien y el de todo el mundo". Interpeló a los presentes sobre el motivo de la relación de cada uno con él, la razón por la que acudimos aquí y cuál es la esencia de su persona. Afirmó que nos reunimos "para celebrar la santidad: es un santo, todo en su vida queda marcado por la santidad", como ilustra el detalle de la dedicatoria que escribe en una foto suya para las Damas Catequistas: “Les recomienda miren al Cielo. Su padre, el cardenal Sancha”. Reconoció que en esa frase "está condensada su vida y todo su actuar, porque todo en él brotaba de un corazón que no dejaba de mirar al Cielo".

Desarrolló a continuación los aspectos más característicos de su vida y espiritualidad, que deben ser a la vez la esencia e identidad de todo católico:

"Amor a la Eucaristía. La Eucaristía es el sacramento del Amor que se humilla para lavar los pies de los más humildes, eso es lo que hizo el beato durante toda su vida, y lo que le movió a organizar tantos eventos en los que se distinguió siempre por ser pionero, aunque siempre en la sombra, porque el amor no es amigo de aparecer ni de aparentar, da vida desde lo oculto. Así son los manantiales, que ocultos dan el agua para vivificar los campos y las gentes. Como Jesucristo presente en el altar y oculto en el tabernáculo, la del beato Ciriaco María Sancha fue una vida de amor entregada totalmente, que le conduce al nacimiento definitivo para la Vida eterna, dando la vida por los que más la necesitan.

Amor a la Virgen. Por eso el Dulce Nombre de María va cosustancialmente unido a su nombre -Ciriaco María- con un apasionado y tierno amor a la Madre, a la que siempre llevaba en sus labios y de la que siempre dejaba el consuelo materno en el cuarto del más desfavorecido: cuando entregaba una limosna, un objeto, una ropa, cuando empeñaba su propio pectoral o anillo, ahí estaba el nombre de María dulcificando todo; vida, dulzura y esperanza nuestra, María. 

Amor apasionado a la Iglesia. Es un hombre polivalente, el Señor le dotó de grandes cualidades naturales pero si en algo se destacó fue por su enorme sencillez y por su amor apasionado a la Iglesia católica, con una cabeza visible en este mundo que es Pedro, el Papa, y por lo que fue considerado como el hombre del Papa en España. Esa fidelidad a Pedro le costó grandes sufrimientos y humillaciones que llevó en silencio y con alegría, primero en el Cisma de Cuba y después en lo que podría haber sido otro Cisma en España por una desavenencia entre la Primada y la sede de Sevilla. En todo momento su guía segura fue el Santo Padre, aquél que debía ser punto de unidad para toda la Iglesia.
 
Estas tres notas son las que deben calar en nosotros, porque son las que distinguen a todo católico, y él las llevó a su vida con extrema sencillez.  En Dios la perfección es la suma sencillez y en nuestro queridísimo beato su perfección fue la sencillez, fue un hombre entrañable, si él es portador de algo es de una santidad deseable, admirable e imitable. La santidad que nos ha propuesto el cardenal Sancha es una santidad para todos: para niños, adultos, ancianos; para toda raza, profesión, estado de vida... santidad sencilla y entrañable, no bobalicona. 

El testimonio de los médicos que lo atienden en sus últimos momentos es conmovedor, padecía un trastorno gástrico, intestinal y hepático que en estos enfermos conlleva un estado de ánimo entristecido, que les impide sonreír al llevar una molestia casi de manera permanente. Lo que a estos médicos les llamaba la atención era la alegría de este hombre, que en todo momento estuviese sonriendo y que siempre tuviese una palabra de alivio, de dulzura, una chanza para alegrar el corazón del interlocutor, teniendo en cuenta ese padecimiento que por dentro lo afligía, además del reuma que venía arrastrando desde aquellos tiempos siendo obispo de Ávila, cuando cavaba zanjas y edificaba con adobe húmedo -en invierno- el monasterio de Tiñosillos que estaba fundando. 

"Una santidad que se hornea a fuego de amor, sin afán por ser visto: un amor que oculto da vida; esa es la vida y el ejemplo de nuestro Beato, al que nos acercamos llamándole padre. A los sacerdotes también nos gusta llamarlo así, porque es un ejemplo sacerdotal para nosotros".

"Vamos a pedir, por su intercesión, que el Señor nos haga volver a lo esencial, a la sencillez: que nos vayamos despojando de tantas capas superpuestas que van empañando en nosotros esa imagen que Él imprimió cuando nos creó,  que es la imagen de su Hijo. Cuando alguien miraba al Cardenal podía entrever el rostro de Jesús, ojalá que cuando alguien nos mire pueda ver también en nosotros el rostro de Jesús, tan parecido al rostro de su madre María"

Al concluir la celebración eucarística, dedicó unos minutos a hacer balance del estado actual del proceso de canonización, informando sobre la presentación recientemente de una curación para su estudio en la Congregación de la Causa de los Santos: "estamos muy esperanzados de que un día sea reconocida como milagrosa, lo cual nos acercaría a su pronta canonización".

También informó sobre la edición de nuevas estampas y trípticos informativos en seis idiomas para llegar a la mayor cantidad de personas posible, de tal manera que muchos puedan beneficiarse de la intercesión del Beato, porque  "el corazón del cardenal Sancha era muy universal, como se demuestra en los distintos acontecimientos de su vida".

Finalmente aprovechó la ocasión para hacerse eco de la presentación el día anterior de una iniciativa diocesana de Cáritas muy hermosa como es la creación de un nuevo centro de recogida y reparto de ropa y a la vez futuro economato, al que han querido poner el nombre de “Centro beato Cardenal Sancha”. Este acontecimiento es especialmente significativo, ya que el beato quiso hacerse todo a todos con ardiente celo de caridad, como Cáritas, amando a la persona con el mismo amor de Dios, que es el amor de caridad, el amor cristiano.

Concluyó exhortando a todos a "que este sea el lema de nuestra vida y la invitación a ser santos, ya que con esta santidad admirable e imitable no tenemos excusa para no tender con todas nuestras fuerzas a esa santidad que día a día el Señor nos brinda". 


*********

(Publicado en el Semanario Diocesano del Arzobispado de Toledo "Padre Nuestro" nº1332 de 02/11/2014)